Saúl ‘Canelo’ Álvarez se convirtió en el primer latino campeón indiscutido de los supermedianos (CMB, AMB, OMB y FIB), al vencer por nocaút técnico al inicio del undécimo asalto al estadounidense Caleb Plant, quien perdió su imbatibilidad, y el mexicano festejó este gran logro al lado de su mayor inspiración: su familia.

El Canelo estuvo acompañado durante toda su preparación por su esposa, Fernanda Gómez y por su hija menor, María Fernanda, quienes al final de la pelea no dudaron en celebrar por todo lo alto el triunfo del pugilista tapatío.

A través de una fotografía en redes sociales, Fernanda Gómez posteó una fotografía de ella con su hija dándole un beso al Canelo con los cinturones de campeón que posee y con un mensaje que demuestra su sentir: «Siempre orgullosas».

Compartir