El glamour futbolístico regresa a París dos años después, después de la pausa provocada por la pandemia del 2020. La cita en el Theatre du Chatelet reunirá a la crema y nata del fútbol mundial para la gala del Balón de Oro masculino y femenino, así como las de mejor portero y mejor jugador joven. Las votaciones se cerraron el 24 de noviembre y este lunes al filo de las nueve de la noche todas las incógnitas quedarán despejadas.

La pelea por ser el mejor (muchas voces apuntan al argentino, que recibirá este lunes su octavo Pichichi de las manos de MARCA, como ganador) está centrada en Leo Messi y Robert Lewandowski (ganador ‘moral’ de esa edición desierta de 2020), con Karim Benzema en tercer lugar, pero que ya sabe que el premio no será para él.

Messi apunta a ganador, en el que sería su séptimo Balón de Oro, dejando atrás a Cristiano Ronaldo con cinco. El portugués no aparece en ninguna de las quinielas. Gerard Moreno, César Azpilicueta y Pedri son los españoles que figuran en la relación de aspirantes al premio más codiciado del planeta fútbol.

Proceso de elección del Balón de Oro

¿Cómo se elige a los candidatos y al ganador? La redacción de ‘France Football’ propone a los 30 candidatos que optan al premio, a los que votan los 180 periodistas seleccionados, que eligen un total de cinco jugadores. De esta forma, se reparten 6, 4, 3, 2 y 1 punto para esos cinco elegidos. Cincuenta periodistas especializados elegirán a la mejor jugadora del planeta. La lista para mejor joven, el Trofeo Kopa, y mejor portero, Trofeo Yashin, son de 10 en cada premio.

Méritos para ganar el Balón de Oro

Cuando llega el día de la entrega del premio y durante los meses anteriores, se debate sobre los méritos para alcanzar el Balón de Oro. ¿Cuáles son? Empieza, como es lógico, por el nivel de juego mostrado durante la temporada, teniendo en cuenta estadísticas como los goles marcados, las asistencias y también el nivel mostrado por su equipo y por el jugador dentro del conjunto, a niveles de liderazgo.

En segundo lugar, se ponen en valor los títulos obtenidos y la importancia que se ha tenido en esas conquistas. Entran títulos a nivel de club y también de selecciones, capítulos este último que suele ser definitivo, tal y como puede suceder en esta edición con Messi y la Copa América. La imagen pública del propio jugador, tanto dentro como fuera del terreno de juego también es tenida en cuenta. Y luego hay dos intangibles como es el de la apreciación personal y el marketing que rodea a los jugadores. El debate seguirá adelante después de la entrega de un premio subjetivo al máximo. Es inevitable.

Además del premio en sí, el Balón de Otro cambia la vida del que lo gana. Muchos jugadores lo incluyen en sus contratos como uno de los motivos de remuneración extra. Ser coronado en París eleva la cotización del futbolista, cambia su vida por completo.

Compartir