El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que hasta el momento no hay evidencia de que la nueva variante de Covid-19 descubierta y llamada Ómicron sea más “virulenta” que las ya existentes, y que la información difundida sobre los riesgo es “desproporcionada”.

El vocero de la pandemia en México señaló esto, a través de sus redes sociales, luego de que el mundo se pusiera en alerta tras la clasificación “de preocupación” que puso la Organización Mundial de la Salud (OMS).

López-Gatell señaló que algunos datos sugieren que la variante Ómicron tiene mayor transmisibilidad que las previas, sin embargo, no se ha demostrado que sea más virulienta ni que evada la respuesta inmune inducida por las vacunas contra el Covid-19.

López-Gatell, quien ha sido criticado en más de una vez por la oposición por su supuesto mal manejo de la pandemia, destacó también que la información difundida sobre los riesgos de la nueva variante de Covid-19 es “desproporcionada”.

Ómicron es la más reciente variante de preocupación del SARS-CoV-2; algunos datos sugieren que tiene mayor transmisibilidad que las previas. No se ha demostrado que sea más virulenta ni que evada la respuesta inmune inducida por las vacunas. 1/2— Hugo López-Gatell Ramírez (@HLGatell) November 28, 2021

“La información difundida sobre los riesgos de la nueva variante es desproporcionada respecto a lo que muestra la evidencia científica existente”, escribió en sus redes sociales López-Gatell.

Asimismo, luego de que varios países volvieron a cerrar sus fronteras por la variante Ómicron, el subsecretario de Salud, mencionó que las restricciones de viajes o prohibiciones de entrada son poco útiles, pues afectan en gran medida la economía y el bienestar de las naciones.

Compartir